4 pasos clave para iniciar un negocio

Atención emprendedores: ¿Estás ansioso por poner en marcha tu propio negocio? Por supuesto, la idea de ser su propio jefe y tomar su idea, nutrirla con un poco de trabajo duro e ingenio, y aprovechar un poco de suerte para convertirla en una empresa exitosa es una perspectiva emocionante, y es posible que esté ansioso. simplemente tirar la precaución al viento y correr con él lo más rápido posible.

Dicho esto, puede ser mejor para usted reducir un poco las cosas, moderar su entusiasmo con un poco de precaución y dar algunos pasos más cautelosos hacia adelante. Después de todo, el mundo de los negocios está lleno de personas que comenzaron con grandes planes para sus nuevos negocios, pero sus visiones empresariales quedaron fuera de órbita por la dura realidad, las ejecuciones fallidas y las decisiones mal diseñadas y en el momento inoportuno.

Según un artículo reciente de Investopedia, “La Asociación de Pequeñas Empresas afirma que solo el 30 % de las nuevas empresas fracasan durante los primeros dos años de estar abiertas, el 50 % durante los primeros cinco años y el 66 % durante los primeros 10 años. La SBA continúa afirmando que solo el 25 % logra a 15 años o más. Sin embargo, no todas estas empresas tienen por qué fracasar. Con la planificación, la financiación y la flexibilidad adecuadas, las empresas tienen más posibilidades de éxito”.

Por lo tanto, quizás la primera pregunta que debería considerar hacerse cuando planee iniciar un nuevo negocio es si desea estar del lado ganador o perdedor de estos porcentajes. Claro, puede que no sea una pregunta difícil de responder, pero si está dispuesto o no a hacer la cantidad necesaria de planificación cuidadosa cuando se encuentra en las etapas iniciales críticas para hacer despegar su negocio puede ser un poco más complicado. Si está buscando aumentar las probabilidades a su favor, considere las siguientes estrategias sobre cómo iniciar una pequeña empresa, según los expertos financieros que lo han visto todo y conocen los errores más comunes y las trampas que se deben evitar.

Defina su valor

Es posible que no tenga más que las mejores intenciones para querer iniciar su propio negocio, pero ¿está seguro de que está preparado para generar valor (piense en ingresos)? Claro, el dinero no lo es todo, pero es un componente esencial para hacer que su negocio despegue y sea sostenible, así que asegúrese de que su empresa tenga una posibilidad razonable de recuperar su inversión de sangre, sudor, lágrimas y capital inicial.

Respalde sus esperanzas con análisis que proyectan una trayectoria clara y realista hacia el negro en algún momento. También asegúrese de definir cómo su idea de negocio y su marca se destacan de la competencia, revolucionan su industria y contribuyen sustancialmente al mundo, porque si no lo hacen, ¿cuál es el punto?

Planifica (y planifica un poco más)

El entusiasmo es una gran cosa cuando se inicia una nueva empresa, pero rara vez mantendrá un negocio más allá del despegue inicial. Póngase a tierra y asegúrese de planificar, tanto para el futuro inmediato como para lo que se avecina. Modere su entusiasmo empresarial con un plan de negocios sólido que legitime sus objetivos con hitos demostrablemente alcanzables. (Si va a cortejar el capital inicial de fuentes externas, esto es absolutamente necesario).

Además, tómese el tiempo para hacer algunas proyecciones a largo plazo para su negocio (pruebe planes de uno y cinco años para comenzar); estos siempre se pueden revisar a medida que su idea de negocio crece y evoluciona, pero serán de gran ayuda para determinar si está en camino al éxito o en un curso de colisión con el fracaso.

Consigue ayuda

Ninguna persona es una isla, y tu negocio tampoco debería serlo. Los emprendedores inteligentes saben aprovechar sus redes para aprovechar al máximo el conocimiento, el talento y la experiencia de las personas en sus órbitas en un esfuerzo por hacer realidad sus ideas de negocios. Independientemente de su industria, administrar un negocio requiere un amplio y variado conjunto de habilidades y, a menos que sea un mago emprendedor indomable y un experto en todos los oficios, hágase un favor y confíe en la experiencia de otros para beneficiar a su nuevo riesgo. No tenga miedo de pagar por algunos consejos y orientación externos si es necesario; considérelo una buena inversión.

Aprender de los errores

La verdad es que casi nadie hace todo exactamente bien al iniciar un negocio. Pero a menudo, la diferencia entre un negocio exitoso y un fracaso es un emprendedor que aprende de sus errores. Puede autoevaluarse regularmente, tomar nota de lo que salió mal y hacer una corrección rápida del curso… o sentarse, evitar la autoevaluación y permanecer condenado a seguir repitiendo fallas. Considere los pasos en falso que ocurren en el camino como valiosos momentos de aprendizaje y utilícelos a su favor a medida que avanza.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.