6 consejos para mejorar sus habilidades de pensamiento crítico en el trabajo

Tomamos decisiones todos los días que afectan nuestras vidas.

Ya sea en un contexto personal o profesional, nunca se puede negar la importancia y la necesidad de una buena toma de decisiones.

El pensamiento crítico nos ayuda a encontrar cualquier falla, si existe, en nuestro proceso de toma de decisiones y nos ayuda a alcanzar un mejor resultado al eliminar esas fallas. En resumen, no importa lo que esté haciendo, debe tener ese conjunto de habilidades para tomar decisiones; y para eso, necesitas ser capaz de pensar críticamente y actuar rápidamente.

Si todavía tiene dudas sobre su capacidad de pensamiento crítico o se pregunta qué debe hacer para mejorar el pensamiento crítico, aquí hay una lista de pasos que debe seguir:

1. Sepa exactamente lo que quiere

Saber exactamente lo que quieres es el primer paso del pensamiento crítico.

Tenemos que pensar críticamente para resolver los problemas de modo que cumplan con sus objetivos. Cada decisión que tomamos tiene un objetivo o propósito adjunto e identificar exactamente qué es, qué es lo que realmente queremos de ella, nos da un punto de partida para trabajar.

Así que pregúntate: ¿Qué quiero? ¿Qué espero sacar de esto? Hasta que no sepa la respuesta a estas preguntas, no sabrá cuál es la decisión correcta.

2. Lidia con tus prejuicios

A menudo pensamos solo desde nuestra propia perspectiva para hacer frente a los problemas. Sin embargo, ayuda con el pensamiento crítico y la toma de decisiones si trata de pensar desde el punto de vista de otra persona.

Además, le da una imagen más clara de la situación general. Digamos que usted está buscando para resolver un problema en el trabajo. Piensa en cómo podría abordarlo tu mejor amigo, o cómo podría hacerlo tu pareja o un hermano. Ahora piense en cómo podría abordarlo su jefe.

Al permitirte considerar diferentes perspectivas, es posible que encuentres soluciones que no habías considerado previamente.

3. Considere las consecuencias de sus opciones

Cada opción que elegimos tiene consecuencias para nosotros mismos, o quizás para otros involucrados en el problema.

Debe sopesar las posibles consecuencias que pueden surgir de cada una de sus opciones e ir a por la que más le beneficie mientras limita los efectos negativos en los demás involucrados.

Una buena manera de hacerlo es escribiendo una lista de pros y contras. Al pedirte que pienses en todos los resultados positivos posibles junto con todos los resultados negativos posibles, puedes tomar una decisión mucho más informada.

4. Haz tu investigación

Seguro que has oído que el conocimiento es poder. Sin embargo, muchos de nosotros tendemos a confiar mucho en lo que ya sabemos y somos reacios a dejar de lado nuestras propias creencias.

El pensamiento crítico requiere que dejes de lado tus creencias a veces para resolver problemas. La renuencia a aprender, investigar o adquirir nuevas creencias solo lo detendrá y ciertamente no lo ayudará con el pensamiento crítico.

Al tomarse el tiempo para investigar y concentrarse en el aprendizaje, descubrirá que con el tiempo evolucionará y se adaptará para superar nuevas situaciones y mejorar su pensamiento crítico.

5. Acepta el hecho de que no siempre tienes la razón

Este puede ser más difícil de lo que parece.

Está bien cometer errores y no importa quiénes seamos, todos los cometemos.

Sin embargo, la mayoría de nosotros no aceptamos este hecho que nos impide pensar críticamente. Si estás haciendo algo mal y lo sigues haciendo repetidamente porque ya has asumido que nunca puedes equivocarte, entonces esto debe cambiar por tu propio bien.

Siempre verifique dos veces las soluciones a los problemas, considere nuevas opciones y vea sus errores como una oportunidad para aprender.

5. Divídalo

Ser capaz de ver el panorama general es genial, pero es aún mejor si puede dividir las cosas en secciones más pequeñas.

La razón es que las secciones más pequeñas son más fáciles de digerir mentalmente y trabajar con ellas.

Trabajar con numerosas cosas pequeñas es una tarea más fácil que tratar de resolver el panorama general que puede volverse demasiado difícil de manejar.

Así que trata de pensarlo en términos de pasos: ¿qué es lo que debo hacer? Haga una lista e intente ponerla en términos de prioridad o cronología. Al tomar un gran problema y dividirlo en varias partes, te permites comenzar a buscar las soluciones, en lugar de pasar la mitad de tu tiempo abrumado por el problema.

6. No compliques demasiado las cosas

Complicar demasiado las cosas es algo que muchos de nosotros tenemos en común. Es una necesidad pensar bien las cosas, pero solo las dificulta si empiezas a pensar demasiado. Tienes que descubrir la delgada línea entre el pensamiento positivo y el pensamiento excesivo.

Hay una serie de ocasiones en las que la simplicidad hace el trabajo.

Si todavía tiene dudas sobre su capacidad de pensamiento crítico, sepa que no está solo.

El pensamiento crítico no es algo que resulte fácil. A veces necesita que dejes de lado lo que crees y trabajes con nuevas ideas. A veces puede ser un desafío, pero si lo haces bien, ¡valdrá la pena!

Potencia tus habilidades de pensamiento crítico

Busque y compare más de 100 cursos para llevar sus habilidades de pensamiento crítico al siguiente nivel

cursos de pensamiento critico

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.