6 habilidades que necesita para convertirse en un representante de centro de llamadas

Un representante del centro de llamadas atiende a los clientes, ante todo. Algunas responsabilidades laborales incluyen: responder consultas, determinar requisitos, cumplir con solicitudes, resolver problemas, solucionar problemas y mantener bases de datos.

Con mayor frecuencia, pasarán la mayor parte de su tiempo aclarando—ya sea la posición de la empresa o los parámetros del problema que está experimentando el cliente. A veces, tendrán la oportunidad de poner en práctica las habilidades de ventas: aumentar la venta de cuentas o agregar funciones para maximizar la experiencia del cliente. Y son responsables de representar a la empresa y reforzar su reputación entre sus clientes y en el mundo, principalmente brindando un servicio al cliente excelente, detallado y atento.

Ahora, ¡cómo convertirse en uno! Estas son las principales habilidades que necesitará para promocionarse con éxito para un puesto de representante del centro de llamadas.

1. Retención

Es posible que tenga la capacidad de buscar cosas. Pero para este trabajo, deberá tener la capacidad de retener lo que lee, aprende y escucha. Deberá memorizar una gran cantidad de información sobre su empresa, así como soluciones típicas y cómo implementarlas. Y querrá poder escuchar la situación del cliente una vez sin confundirse. El objetivo es no tener que corregir nunca cuando se habla de un problema con un cliente porque no recordó los detalles de su situación. También necesita saber cuándo no puede resolver un problema por su cuenta y, en su lugar, a quién derivar a su cliente.

2. Atención al detalle

Necesita esto en casi todos los trabajos, pero es particularmente importante en un centro de llamadas. Responderá muchas de las mismas preguntas todos los días, por lo que querrá estar atento a los matices y asegurarse de seguir prestando atención única a cada situación. Asegúrese de marcar todas las casillas posibles para que su cliente sienta que realmente escuchó la pregunta y resolvió lo que necesitaba ser resuelto.

3. Flexibilidad/Amabilidad

Tendrás que interactuar con muchas personas diferentes. Algunos de ellos serán insoportablemente desafiantes. Debe poder ser eficaz y considerado incluso cuando la persona con la que está hablando no le devuelve el favor. Trate de tratar a cada cliente nuevo con una actitud nueva y amistosa. Y trate de no dejar que las horas erráticas (ya menudo largas) lo frustren demasiado para realizar.

4. Gracia bajo fuego

Un buen representante de un centro de llamadas nunca se pone nervioso, incluso cuando recibe una serie de llamadas furiosas y tiene que equilibrar miles de millones de pequeñas tareas. Mantén la calma con la persona habladora que no cuelga el teléfono, así como con la concisa y gruñona. Simplemente haga su trabajo e intente obtener un resultado positivo y lo hará bien.

5. Velocidad

Ni usted ni el cliente tienen suficiente tiempo para perder en esta llamada. Asegúrese de saber lo que está haciendo lo suficientemente bien como para ser eficiente, incluso rápido. Tanto tú como tus clientes te lo agradecerán.

6. Creatividad

Recuerde, cada cliente y situación son diferentes. Encontrar una solución viable puede ser difícil, especialmente si sus manos están atadas a la política de la empresa. Ser capaz y estar dispuesto a pensar de inmediato para tratar a cada cliente con el respeto que se merece puede significar que los clientes regresen, y eso lo hace lucir muy bien durante las revisiones.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.