7 técnicas de manejo del estrés para enfermeras

El estrés es una palabra de moda siempre presente en casi todas las industrias, pero adquiere un significado especialmente agudo para las profesiones médicas y de enfermería. Daryn Eller de Scrubs Mag ha compilado algunas estrategias para ayudar a las enfermeras a manejar el estrés sin sentirse abrumadas.

Las consecuencias de perder la capacidad de manejar el estrés son graves: agotamiento y abandono de la industria, abuso de sustancias, enfermedades crónicas, descuido del autocuidado o incluso cometer errores fatales. Sea proactivo para defenderse a sí mismo, comenzando con estos enfoques básicos:

1. Toma el control

Comience por observar su rutina diaria de manera objetiva. ¿Qué te da energía y qué la agota? ¿Puedes estructurar tu día o tu enfoque de las tareas para enfatizar las que te fortalecen, o al menos equilibrarlas de manera más efectiva con los momentos agotadores? Hable con su supervisor y sus colegas y vea si tiene una contraparte con la que pueda negociar; este paso ayuda a reconstruir su sentido de agencia, lo que alivia ese sentimiento de impotencia y lucha.

2. Mantén la perspectiva

El estrés en el campo de la enfermería es inevitable, incluso si trata de mantenerse al margen, ¡hay vidas de personas en juego! Así que no reprimas tus emociones en el trabajo: respira y habla e incluso escribe a través de ellas. Esta estrategia puede incluso ser más útil para tu vida fuera del trabajo; cuando recuerdas lo que está en juego en el trabajo, los conflictos interpersonales o los problemas domésticos parecen más ligeros en comparación.

3. Relájate

Ya sea que empieces a cantar como Julie Andrews o hagas bromas inapropiadas para aliviar la tensión, es importante dejar entrar la ligereza cuando puedas. Aprende de tus errores y luego déjalos caer de tus hombros. Cargar con la culpa o la vergüenza no facilitará su trabajo.

4. No seas un héroe (cuando se trata de horas extras)

Si bien la oportunidad de duplicar su salario habitual puede ser atractiva, es crucial recordar que la enfermería es agotadora física y emocionalmente. Hay máximos legales por una razón. No sientas que siempre tienes que ser el que da un paso al frente para turnos adicionales, y recuerda compartimentar y cerrar la sesión al final del día o de la noche.

5. Toma descansos

Muchas enfermeras no toman descansos, a menos que sean fumadoras, lo que parece totalmente contrario a la intuición. Ya sea que disfrute de un descanso para fumar de 15 minutos para no fumadores o simplemente haga una pausa para cerrar los ojos y respirar lentamente entre las habitaciones de los pacientes, asegúrese de encontrar momentos para refrescarse durante el día. Si puede administrar incluso entrenamientos cortos antes o después del trabajo, aún mejor.

6. Vive el momento

La ambición puede llevarnos a lugares emocionantes, y la nostalgia es siempre un viaje mental agridulce. Pero durante su vida diaria, asegúrese de saber exactamente cuándo y dónde se encuentra. No se apresure a pasar a lo siguiente ni se preocupe por lo último: deje de lado el estrés del pasado y del futuro y trabaje con lo que está enfrentando en ese momento.

7. Prepárate para hacer cambios

Si llega a un punto en el que tiene que buscar constantemente estas estrategias de afrontamiento y más, puede ser una señal de que está en la especialidad equivocada, en el hospital equivocado o en el consultorio médico equivocado. Sea estratégico al planificar una mudanza. Piense en los tipos de lugares en los que realmente le gustaría trabajar, y no se limite a leer las ofertas de trabajo o anuncios de búsqueda. Para otras enfermeras, involucrar a sus familias en su trabajo, o simplemente llevarlas al hospital para tener una idea de cuál es su experiencia diaria, puede ayudar a construir una dinámica familiar más solidaria.

El hilo conductor de estos consejos es conocerse a sí mismo, saber lo que necesita y estar facultado para defenderse a sí mismo en momentos grandes y pequeños cuando sienta que está demasiado estresado. Solo ayudará a su trabajo tener una versión revitalizada de usted en el trabajo todos los días.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.