Consejos sobre habilidades de comunicación de un entrenador de comunicación

Pasemos a:

  1. ¿Qué es la comunicación efectiva?
  2. 3 preguntas para auditar tus habilidades comunicativas
  3. Cómo la comunicación afecta la impresión que las personas tienen de ti
  4. 3 consejos para potenciar tu comunicación

Su poder de comunicación es crucial para su éxito

La comunicación es una parte ineludible de la vida, tanto dentro como fuera del lugar de trabajo.

Vivimos en un mundo cada vez más interconectado en el que las tareas y los proyectos a menudo se comparten entre varias unidades e individuos. Si se interrumpe la comunicación, estas actividades se paralizan y quedamos en una posición de estancamiento en la que ni nosotros ni nuestros homólogos podemos avanzar.

No se trata solo de que el negocio en general no pueda funcionar o sufra procesos largos e ineficientes. Se trata de que nosotros, como individuos, no podamos obtener la atención, el compromiso o la aceptación necesarios para lograr nuestros propios objetivos.

Lindsey McAleer, coordinadora de capacitación en Corporate Coach Group, explica además: “Si puede comunicarse de manera efectiva, entonces podrá obtener la ayuda cooperativa de los demás y, por lo tanto, lograr sus objetivos con mayor facilidad. Si no puede para comunicarse de manera efectiva, no podrá obtener esta ayuda y, por lo tanto, no logrará fácilmente sus objetivos”.

¿Qué es la comunicación efectiva?

Es posible que haya notado que el poder tiende a gravitar hacia aquellos que se comunican bien. Son capaces de atraer a la gente, mantener su atención y atribuir una importancia real a lo que están diciendo. Eso es lo que hace que los demás escuchen lo que están diciendo.

Lo importante a tener en cuenta es que la comunicación no se trata solo de lo que dices, sino que lo dices tú. Y esa es la razón por la cual las personas poderosas no solo tienden a ser buenas con las palabras, sino que también tienen una apariencia visual y una forma de hablar distintivas. Estas son las características a las que nos referimos cuando hablamos de lenguaje corporal y tono de voz.

¿Eres un buen comunicador? 3 preguntas que debes hacerte

Como la mayoría de las habilidades interpersonales, la comunicación es en parte innata y en parte aprendida. Si bien algunas personas son naturalmente mejores para comunicarse que otras, esto no significa que no puedas entrenarte para ser un excelente comunicador.

Pero para hacerlo, debe ser honesto consigo mismo y tomarse un momento para reflexionar sobre dónde se encuentra actualmente con sus habilidades de comunicación.

Lindsey recomienda hacerse estas preguntas:

  1. ¿Eres bueno con las palabras? ¿Eres capaz de encontrar palabras que expresen exactamente lo que quieres decir o te resulta difícil encontrar las palabras que necesitas?
  2. ¿Te ves la parte? ¿Tu imagen visual les indica a los demás que se te debe tomar en serio o pareces alguien a quien se debe ignorar?
  3. ¿Qué pasa con la calidad de su voz y los hábitos del habla? Cuando habla, ¿parece autoritario, confiado y en pleno control? ¿O su voz delata falta de autoridad, falta de confianza en sí mismo y falta de entusiasmo?

Cómo la comunicación afecta la impresión que las personas tienen de ti

“La gente necesita darse cuenta de que, cada vez que se comunican, dejan impresiones en la mente de los demás”, dice Lindsey.

“Son como huellas en la nieve. Lo que dices y lo que haces, tus acciones, dejan huellas en la mente de los demás, de la misma manera que tus zapatos dejan huellas en la nieve. En el momento en que das el primer paso, te dejará una impresión, y puede ser nítido y bien formado o desordenado e indefinido”.

La diferencia es que donde la nieve se derrite, las impresiones perduran.

apretón de manos

Están vinculados a emociones que no son tan fáciles de cambiar o superar como a veces nos gustaría creer. Entonces, si bien sus huellas en la nieve no durarán mucho, una mala impresión mental puede tardar años en deshacerse. Es por eso que vale la pena invertir tiempo y pensar en hacerlo bien, marcando la pauta para una relación positiva a largo plazo.

Lo positivo es que, si bien no puedes hacer que nieve, tienes el poder de controlar lo que les transmites a los demás y la imagen que se formarán de ti en última instancia. Se trata de la gestión de impresiones, lo que implica considerar la imagen que estás representando actualmente y pensar en cómo podrías gestionar mejor la impresión que deja en la mente de los demás.

Lindsey enumera las cosas clave que debe tener en cuenta para que esa impresión sea positiva.

Potencia tu comunicación con 3 sencillos consejos

Consejo de comunicación 1: elige tus palabras

No seas excesivamente informal. Sé profesional y, sobre todo, piensa antes de hablar. Si se trata de una comunicación escrita, piense antes de escribirla y vuelva a leerla antes de enviarla.

“Pregúntese:”, sugiere Lindsey.

Recuerde que, en muchos casos, decir algo incorrecto puede ser mucho más dañino que no decir nada.

Consejo de comunicación 2: El poder de la comunicación visual

Piense en la impresión que su imagen visual está causando en la mente de sus colegas y clientes.

¿Está aumentando sus posibilidades de éxito o las está restando?

Recuerda que la gente no reacciona ante quién eres en realidad. Reaccionan a quién. Y lo que piensan está influenciado por lo que ven.

Aunque a todos nos han dicho que no debemos juzgar un libro por su portada, la mayoría de nosotros estaría mintiendo si dijéramos que no creemos que la portada importe al menos un poco. Las apariencias no lo son todo, pero importan. De hecho, las personas juzgan a los demás por lo que ven y, a menudo, su apariencia se traduce más o menos directamente en la opinión que se forman de usted, en el sentido de que:

  • Si pareces desorganizado, asumirán que lo eres.
  • Si pareces derrotado, asumirán que estás derrotado.
  • Si te ves confiado y en control, asumirán que sabes lo que estás haciendo.

Vestirse apropiadamente es crucial para crear una impresión en la mente de los demás que sea consistente con sus objetivos.

Considere que la mayoría de las personas poderosas son muy conscientes de su imagen visual: si desea exigir la atención y el respeto de las personas, también debe ser consciente de su imagen visual y de lo que representa.

Consejo de comunicación 3: modifica tu tono y la rapidez con la que hablas

“Trate de usar el extremo más bajo de su voz y, dentro de lo razonable, intente usar un tono de voz un poco más alto; esto tiende a implicar que se siente seguro”, dice Lindsey.

Una voz aguda, por otro lado, tenderá a dar la impresión de que estás nervioso o ansioso. Esto puede traducirse en que su contraparte esté más preocupada por analizar sus expresiones faciales y determinar si está al borde de un ataque de nervios, en lugar de concentrarse en el contenido de lo que está diciendo.

Lo más importante es que no se adelante a la carrera.

Reduzca la velocidad y use un ritmo medido. Esto te hace parecer como si estuvieras pensando en lo que estás diciendo. También le da tiempo a la otra persona para digerir mentalmente su mensaje.

“Si hablas demasiado rápido, tiendes a sonar un poco simplista y tiendes a confundir a tus oyentes, porque no pueden procesar tus palabras lo suficientemente rápido para seguir el ritmo de tu discurso; como resultado, pronto se desconectan. Sus ojos se nublan. terminan. Ellos dejan de escuchar. Tu mensaje se pierde”.

Así que reduzca la velocidad, tómese su tiempo y asegúrese de que el mensaje llegue. Valdrá la pena.

¿Quieres convertirte en un comunicador experto?

Aprenda a dominar los estilos de comunicación, flexione su tono para lograr sus objetivos y negocie como un profesional. Ya sea que desee aprender a hablar en público, tomar el control de una situación o regatear en entornos comerciales, tenemos un curso para usted.

Aprende más

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.