¿Es la codificación médica la carrera para usted?

¿Está buscando una nueva carrera en una industria en crecimiento? Si es así, considere la codificación médica. Este campo gratificante puede ofrecer una amplia variedad de oportunidades potenciales de empleo y puede ser una profesión satisfactoria para aquellos con las habilidades, la mentalidad y la aptitud adecuadas. Además, es una carrera en ascenso, según el Oficina de estadísticas laboralesestá programado para crecer más rápido que el promedio durante los próximos ocho años.

Aprendamos más sobre cómo es ser un codificador médico y cómo puede comenzar.

De acuerdo con la sitio web de la AAPC, “La codificación médica es la transformación de diagnósticos, procedimientos, servicios médicos y equipos de atención médica en códigos alfanuméricos médicos universales. Los códigos de diagnóstico y procedimiento se toman de la documentación de la historia clínica, como la transcripción de las notas del médico, los resultados de laboratorio y radiológicos, etc.”

Básicamente, los codificadores médicos supervisan todos los códigos que se utilizan durante el proceso de facturación médica, a menudo complejo. Esta no es una tarea sencilla: los codificadores calificados deben tener un conocimiento profundo de la anatomía y la terminología médica y estar familiarizados con varios sistemas de codificación diferentes (incluidos CPT®, HCPCS Nivel II e ICD-10-CM). Además de eso, los codificadores deben saber qué códigos son aceptados por qué planes de seguro y cómo cumplir con la codificación.

Los primeros pasos para convertirse en codificador médico incluyen asegurarse de cumplir con los requisitos educativos para asegurar un puesto en el campo, que puede variar según el campo, la disciplina y el entorno laboral que elija seguir.

Según la AAPC, los profesionales de la codificación médica deben obtener la credencial de Codificador Profesional Certificado (CPC®). Si bien obtener una licenciatura o una maestría puede fortalecer la carrera de un codificador médico, no es un requisito establecido. Lo que es necesario es tener una base sólida de anatomía, fisiología y terminología médica, que aprenderá y dominará al obtener la credencial CPC®. “Se recomienda que los codificadores serios completen un curso de estudio de codificación médica y aprueben un examen para designarse como CPC®. Los empleadores saben que los CPC® son personas que pueden realizar tareas de codificación médica con la máxima competencia y excelencia”, según el sitio oficial.

Entonces, ¿cómo sería un día típico como codificador médico? Es probable que trabaje en la oficina de facturación en un entorno de atención de la salud centrado, que puede variar desde un hospital hasta un centro terapéutico o de tratamiento, un consultorio médico, un centro para pacientes ambulatorios, un asilo de ancianos o un centro similar, y codificará los archivos de los pacientes: un tarea esencial en el campo: garantizar una facturación adecuada y precisa. En resumen, su codificación ayudará a documentar el proceso de tratamiento de cada paciente de principio a fin, en un esfuerzo por asegurar el reembolso de todos los servicios prestados durante cada visita.

¿Sigue interesado en seguir una carrera como codificador médico? Si es así, considere la información útil proporcionada aquí como su plataforma de lanzamiento para ayudarlo a planificar sus primeros pasos en este emocionante viaje profesional. Puede aprovechar esta información con la gran cantidad de recursos e información disponible en línea, y en poco tiempo estará bien encaminado para lograr su objetivo.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.