Las 10 habilidades principales que necesita para una carrera en servicio al cliente

Puede pensar que los trabajos de servicio al cliente son pan comido, pero si nunca ha tenido uno, es posible que se sorprenda un poco. En realidad, hay una gran cantidad de habilidades tanto duras como blandas involucradas.

Las habilidades duras hablan por sí solas y, por lo general, son obvias con cualquier experiencia. ¿Puedes hablar con la gente? ¿Manejar transacciones, etc.? Entonces probablemente estés bien. Las habilidades blandas son las que necesitarás trabajar.

Aquí están los 10 mejores.

1. Resiliencia

Necesitas cultivar la habilidad de dejar que las cosas se te escapen de la cabeza. Eso significa que las interacciones con clientes groseros o clientes hostiles, o incluso jefes estresados, no deben afectar su disposición general. Trate de no tomar las cosas demasiado personalmente. Asuma la responsabilidad cuando las cosas sean culpa suya y trabaje para solucionarlas. Profundice, desarrolle su resiliencia y tenga éxito.

2. Confianza

Esto es probablemente importante en todos los trabajos, como base para tantas otras cualidades, pero también crucial para los puestos de servicio al cliente. ¿Por qué? Porque si tiene confianza, su cliente tendrá confianza en usted (y, a su vez, en la empresa).

3. Paciencia

Esto es probablemente parte de la resiliencia. Pero encontrarás gente lenta, gente grosera, gente mayor y todo tipo de preguntas tontas. Tener la paciencia para hacer frente a lo que se te presente y no dejar que algunas pequeñas cosas te abrumen o te desvíen de tu desempeño laboral es clave.

4. Habilidades de comunicación

Hablar con los clientes, así como comunicarse con sus gerentes y compañeros de trabajo, es crucial, más aún en los puestos de servicio al cliente. Si no puedes hacer de esta habilidad una de las joyas de tu corona, olvídalo.

5. Trabajo en equipo

Aunque gran parte del trabajo consiste en interactuar con clientes y clientes, tendrá que funcionar como parte de un equipo. Trate de no holgazanear o solo atender sus propias tareas. Piense en usted mismo como parte de un equipo, siendo el equipo toda la empresa. Haz esto construyendo tu inteligencia emocional, o EQ.

6. Escuchar

Una parte importante de la comunicación es escuchar. Trate de trabajar en la escucha activa: haga contacto visual, asienta con la cabeza, repita las cosas importantes para mostrar que está asimilando lo que es importante para su cliente. Haga preguntas aclaratorias para demostrar que comprende su situación. Lo importante es hacer que tu cliente se sienta Escuchó.

7. Positividad

Estos trabajos pueden implicar muchas horas y no una gran cantidad de salario, sin mencionar la resolución de problemas, la comercialización y el trato con personas descontentas. Trate de mantener una perspectiva positiva y concéntrese en lo que puede hacer para mejorar la experiencia, para sus compañeros de trabajo, sus clientes y usted mismo.

8. Asertividad

Hay algunas situaciones en las que el cliente no siempre tiene la razón y tendrá que decir que no. No se convierta en agresivo o exigente, pero aprenda cómo hacer que su voz sea fuerte, firme y clara cuando sea necesario.

9. Empatía

Recuerda que los clientes también son personas. No necesariamente sabes por lo que están pasando o lo que les espera en casa. Trate de no tratarlos como robots molestos que consumen gran parte de su tiempo y energía. Ponte en sus zapatos tan a menudo como puedas.

10. Humor

Si no aporta nada más a un trabajo de servicio al cliente, el sentido del humor lo guiará en la dirección correcta. Desactive las situaciones estresantes, concédase el cariño de jefes, colegas y clientes por igual. Y sé caritativo; ríete de los chistes de los demás, incluso si no son tan divertidos como los tuyos. Ríete con la gente, no de ellos.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.