Las 6 mejores habilidades para los nuevos gerentes

¡Aprende las habilidades que necesitas para sobresalir como líder!

¿Ha sido ascendido recientemente en el trabajo a un puesto de gestión? ¿O está comenzando un nuevo trabajo como gerente? Tanto si es un aspirante a gerente como si se está instalando en su primer puesto gerencial, este artículo cubre las 6 habilidades principales que necesitará para tener éxito.

Ser un nuevo gerente significa asumir nuevas responsabilidades, como el potencial para liderar y hacer crecer un equipo. Si bien es emocionante ascender en la escala profesional, también puede sentir la presión de mejorar sus habilidades o convertirse rápidamente en un gerente experimentado. Sin embargo, es importante recordar: administrar personas es una habilidad, y con práctica, paciencia y las herramientas adecuadas, mejorará con el tiempo.

Les preguntamos a los gerentes y líderes de una variedad de industrias qué habilidades principales creían que eran las más importantes para que las aprendiera un nuevo gerente. Siga leyendo para descubrir en qué debe concentrarse como nuevo gerente y por qué.

#1. Comunicación

Como líder, su trabajo es mantener las cosas funcionando sin problemas y evitar malentendidos. Esto implica transmitir estratégicamente información e ideas a diferentes grupos de personas, ya sea su equipo, nuevos empleados o superiores. Por lo tanto, necesita habilidades de comunicación claras y recíprocas.

Deborah Goldberg, líder del equipo de un seguro de auto sitio, dice: “No es suficiente ser bueno en su trabajo usted mismo; también debe poder ayudar a los que están debajo de usted a hacer su trabajo también. Esto requiere que comprenda los diferentes estilos de comunicación y las necesidades de aclaración”.

Si bien las habilidades de comunicación son generalmente importantes para cualquier empleado, un puesto gerencial requiere un poco más. Por ejemplo, los empleados difieren en la forma en que se expresan y absorben la información. Por lo tanto, como gerente, reconocer esto y aprender cómo trabajar mejor con cada individuo aumentará la comprensión mutua y el éxito del equipo.

#2. Delegación

Liderar un equipo incluye navegar por decisiones difíciles a diario, mientras se enfoca en el panorama general. La delegación es una habilidad gerencial importante que puede afectar en gran medida la estructura y la eficiencia del equipo y mantener las cosas funcionando sin problemas. Esto implica identificar y priorizar los problemas importantes y utilizar la organización y la gestión de proyectos como estrategia de solución. Esto ayudará a abordar los obstáculos de frente y evitar la microgestión.

Petra Odak, directora de marketing de Mejores propuestas, explica: “Debes ser extremadamente consciente de cuál de tus empleados se destaca en un determinado tipo de trabajo, cómo manejan la presión y, en general, cuál es la calidad de su trabajo. Una vez que sepa esto, mejorará en la asignación de las tareas correctas a las personas adecuadas y se convertirá en un gerente mucho mejor”.

Si la delegación no le resulta natural, no se preocupe. Puede aprender a mejorar a través de la práctica o mediante la formación en gestión.

#3. Escuchando

Como nuevo gerente, debe equilibrar entre complacer a las personas y lograr los objetivos de la empresa. Escuchar es un trampolín para la negociación y el compromiso. “El liderazgo no se trata solo de hacer que otras personas lo sigan, se trata de considerar las perspectivas de los demás para mejorar el lugar de trabajo/proyecto para todos”, dice Sto Adams, desarrollador jefe de ME Inversiones y participaciones.

Tómese el tiempo para escuchar verdaderamente a su equipo. No solo lo hará más identificable y accesible, sino que también mostrará su compromiso como gerente. La escucha activa de las necesidades de su equipo crea un espacio para el diálogo abierto y la resolución de problemas.

Por ejemplo, si tiene una reunión en línea, cierre todas las demás pestañas para concentrarse en lo que dice su empleado. Además, deja que alguien hable sin interrumpir. Estos gestos pueden generar respeto y resiliencia en el equipo, lo que facilita un entorno cómodo para la resolución de conflictos.

#4. Empatía

La capacidad de expresar y comprender las emociones es una habilidad blanda valiosa para los nuevos gerentes. Mostrar compasión genera conexión, confianza y relación con sus empleados. A su vez, la lealtad de los miembros del equipo se nutre con atención y aprecio genuinos. La empatía también puede ayudarlo a mantener la calma y la paciencia en situaciones de alta presión.

“Muchas veces, los gerentes se preocupan más por el fin que por los medios. Los gerentes que tienen más éxito saben cómo relacionarse con los miembros de su equipo. El cuidado y la comprensión contribuyen en gran medida a ganarse la confianza de su equipo”, dice Bret Bonnet, presidente de productos de logotipo de calidad, inc.

Si un empleado tiene dificultades con una tarea, un gerente puede responder con empatía tratando primero de ver las cosas desde su perspectiva. Luego, pueden transmitir comprensión y ofrecer orientación desde un lugar de compasión en lugar de frustración o culpa.

#5. Habilidades de motivación

Como gerente, tiene la oportunidad de ser un modelo a seguir y liderar con pasión y optimismo. Puede proporcionar comentarios de una manera que mantenga al equipo en movimiento y les dé a los demás un propósito en su trabajo. Inspire a su equipo comprometiéndose con entusiasmo y ofreciendo orientación profesional. Canalizar ese entusiasmo en acción ayudará a alcanzar los objetivos e implementar la estrategia. Después de todo, la positividad puede ser contagiosa.

Paul French, Director General de Búsqueda intrínsecacomparte: “Motivar a sus empleados y brindarles el apoyo que necesitan para realizar su trabajo ayudará a fomentar la productividad, la satisfacción laboral, el rendimiento y el éxito general de su nuevo equipo y de la empresa en general”.

Si las habilidades de motivación no son su punto fuerte, se pueden aprender a través de cursos de motivación y capacitación.

#6. Humildad

Por último, pero no menos importante, recuerde que no será un gerente perfecto de inmediato. No siempre tendrás la respuesta para todo. A veces cometerás errores. Y eso está bien: de hecho, es importante. La forma en que usted reconoce y acepta estos errores establecerá el estándar para su equipo.

Jordan Smyth, CEO y fundador de brillo, dice: “Acepta y celebra los errores. Cuando cometas un desliz, compártelo con tu equipo para demostrar que tú también eres humano. Desea fomentar la iniciativa, pero eso solo sucederá si los miembros del equipo se sienten cómodos cometiendo errores”.

Deje en claro que está aprendiendo en el camino; sea ​​transparente, y es probable que su equipo acepte y sea más receptivo a las críticas constructivas. En última instancia, esto conducirá al crecimiento de su función y, lo que es más importante, al crecimiento de su equipo. Porque cuando tú tienes éxito, tu equipo tiene éxito.

¿Quiere saber más sobre las nuevas habilidades de gestión? Echa un vistazo a este artículo: Cómo mejorar tus habilidades de comunicación.

¿Listo para adquirir nuevas habilidades de gestión?

Tenemos una lista de casi 200 cursos de gestión de personas. Equípese con las herramientas que necesita para tener éxito en su rol de liderazgo. Utilice nuestro motor de búsqueda y filtros para encontrar la opción de gestión que necesita hoy.

Encuentre cursos para nuevos gerentes

Lectura adicional sobre las principales habilidades para desarrollar en diferentes etapas de su carrera:

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.