Planifica una increíble fiesta navideña en la oficina

Si usted es el encargado de planificar la fiesta de vacaciones de trabajo de este año, esta no es una tarea que deba tomarse a la ligera. Después de todo, te queda un año completo hasta la próxima, y ​​todos siempre recuerdan lo increíble (o lo terrible) que fue la última gran fiesta. ¡Es mucha presión! También es un campo minado social y profesional, por lo que tenemos algunos consejos para ayudarte a planificar la fiesta que mantendrá a todos sonriendo hasta el próximo año.

Conozca su presupuesto.

Algunas compañías hacen todo lo posible para sus fiestas navideñas, alquilan grandes lugares y organizan comidas lujosas. Otras empresas optan por un asunto más modesto, tenerlo en la oficina u optar por una barra de efectivo. Es importante saber por adelantado con qué tipo de presupuesto está trabajando: ¿un presupuesto para alitas picantes o un presupuesto para caviar? Y esto puede depender de qué tipo de año tuvo su empresa. Si no fue un gran año y el presupuesto de la fiesta de este año es más eficiente que en años anteriores, entonces la idea de contratar un gran lugar podría ser poco realista y la fuente de chocolate tendrá que esperar para otra ocasión. Lo importante que debes recordar es que puedes tener una fiesta divertida y bien planificada sin importar con cuánto dinero estés trabajando. Es sólo una cuestión de establecer expectativas realistas.

Elige el momento adecuado.

En la televisión y en las películas, todas las fiestas navideñas parecen ser en Nochebuena o poco antes. En la vida real, la danza de los mensajes de fuera de la oficina a menudo puede comenzar mucho antes de que comiencen las vacaciones. Entonces, para maximizar la multitud de su fiesta navideña, elija una fecha más temprana en diciembre. Esto tiene el beneficio de atrapar a las personas antes de que estén animadas por las vacaciones y también se siente más inclusivo para cualquier fiesta de invierno que la gente celebre.

El momento del día de la fiesta es igual de importante: ¿quieres tenerla durante el horario laboral o es más un asunto fuera del horario laboral? Cada vez más, las empresas organizan sus fiestas durante la jornada laboral para asegurarse de que los empleados puedan asistir y no tengan conflictos. Además, puede ser muy difícil reservar lugares y catering los fines de semana durante la temporada navideña, por lo que tener una fiesta, digamos, a las 3 p. m. un jueves o viernes podría brindarle más opciones (y flexibilidad de costos).

Envía invitaciones tan pronto como puedas.

Tan pronto como tengas la fecha, la hora y el lugar fijados, envía la invitación. La mayoría de las fiestas de la empresa involucran a todos los empleados, pero si está trabajando con un grupo más selecto (como una fiesta departamental), asegúrese de apuntar a su lista de invitados específica tan pronto como pueda. Y sea claro acerca de quién está incluido en la invitación. Si son solo empleados, dígalo. Si los cónyuges o las familias son bienvenidos, sea claro al respecto también.

Elige sabiamente a tu equipo.

Llámalo #HolidayPartySquadGoals. Asegúrese de tener personas preparadas para ayudarlo, ya sea brindándole apoyo para hacer los arreglos del lugar o del catering o actuando como un par de manos adicionales para preparar el día. Después de todo, también deberías disfrutar de las festividades, y no necesitas el estrés de tratar de hacer todo perfectamente por ti mismo.

Asegúrese de que todos tengan claras las expectativas y los límites de la fiesta.

Nunca olvides que esto es, ante todo, un grupo de trabajo, y todos deben tener en cuenta el entorno profesional. Si va a fluir el alcohol, envíe un recordatorio sobre las políticas de alcohol, y tal vez algunos enlaces a sus compañías locales de viajes compartidos para ayudar a garantizar que las personas lleguen a casa de manera segura. Si desea limitar cosas como beber por adelantado, considere hacer una barra de efectivo u ofrecer boletos de bebida (límite 2) para asegurarse de que todos se diviertan, pero no también mucho, mientras celebra con jefes y colegas.

Inventa algo divertido para hacer.

Claro, “comamos, bebamos y celebremos el fin de año” es una excelente y tradicional actividad festiva. Pero considera tener algunas actividades divertidas o tontas si vas a una fiesta alegre o menos formal. Los suéteres navideños feos todavía están teniendo su momento, entonces, ¿por qué no hacer un concurso para elegir el suéter más estremecedor? O tal vez ir a un horneado de galletas navideñas, dejando que las personas traigan sus mejores delicias navideñas. (Es un ganar-ganar, ¡porque las cookies son gratis!)

Reserve un tiempo para el reconocimiento.

Casi todos los lugares de trabajo tienen a alguien que se siente cómodo parándose frente a una multitud y dando un brindis o un discurso rápido y sincero, por lo que este sería un buen momento para programar a alguien para dar algunos comentarios de fin de año. Un poco de agradecimiento a los empleados es muy útil, e incluso si su empresa no hace obsequios o cheques de bonificación, unas pocas palabras sobre el arduo trabajo de todos durante todo el año siempre son una adición bienvenida a las festividades.

Ya sea que su fiesta sea en el Plaza o en la sala de conferencias, estar preparado ayudará a garantizar que mantenga la cordura y que usted y sus colegas se diviertan mucho estando juntos y celebrando otro año productivo. ¡Felices fiestas y feliz planificación!

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.