Qué pueden hacer las empresas para mejorar la moral de los empleados

Cualquier buen negocio se enorgullece del gran talento que atrae a su empresa. Los nuevos empleados están ansiosos por tener éxito y el arduo trabajo que realizan refleja esa voluntad de hacer un esfuerzo adicional. Sin embargo, el brillo de un nuevo trabajo puede desvanecerse y los empleados pueden sentirse agotados, lo que puede conducir a la falta de compromiso y la insatisfacción en su función. Mantener a los empleados comprometidos y motivados es importante porque no solo eleva su moral sino que conduce a una mayor productividad en el lugar de trabajo.

Muéstrales su valor

al mirar a gestionar el rendimiento de los empleados en el lugar de trabajo, el primer paso y posiblemente el más importante para mantener a los empleados comprometidos es mostrarles que son valorados dentro de la empresa. Al elogiar los logros de un empleado tanto dentro como fuera del lugar de trabajo, los empleadores muestran que tienen un interés personal en que siga teniendo éxito. Esto también ayuda a los empleados a sentir que son una parte activa e importante de un sistema más grande en lugar de simplemente sentirse como un engranaje reemplazable en una máquina.

Mostrar a los empleados su valor para la empresa va mucho más allá de simplemente decirles que están haciendo un buen trabajo cuando está justificado. Los empleadores también pueden reconocer a su personal de maneras más personales como tomarse el tiempo para felicitarlos por su aniversario con la empresa, hacer un punto para celebrar su cumpleaños e incluso ofrecerles un día libre si han logrado una meta trascendental fuera del trabajo. La idea de que una empresa es una familia se lanza con bastante frecuencia, pero si los empleadores realmente se toman el tiempo para mostrar a su personal que los ven como personas y no solo como empleados, comienza a convertirse en realidad.

Una de las mejores maneras de mostrar a los empleados que sus habilidades y trabajo dentro de la empresa son muy valorados es a través de la compensación. Los empleados que sienten que están siendo compensados ​​justamente están mucho más comprometidos que los empleados que sienten que están mal pagados. Obviamente, los empleadores deben ser juiciosos al determinar los salarios, pero los empleados ejemplares deben ser recompensados ​​monetariamente por un trabajo bien hecho para que no comiencen a buscar otras oportunidades de empleo donde la hierba parece un poco más verde.

Mantenga la comunicación abierta

Otra forma fantástica de mantener a los empleados comprometidos en el trabajo es asegurarse de que la empresa promueve una comunicación interna honesta y abierta. Cuando los empleados se sienten cómodos al acudir a la gerencia con ideas, preguntas o incluso quejas, sabiendo que realmente serán escuchados y reconocidos, puede cambiar por completo su perspectiva de su jornada laboral. Los empleados permanecen mucho más comprometidos cuando sienten que son un participante activo en su lugar de trabajo y que sus opiniones e ideas se consideran válidas.

AI-reclutamiento-con-pandoIQ

Los empleadores también deben reconocer que no a todos los empleados les gusta comunicarse de la misma manera. Mejorar la comunicación en el trabajo significa tener múltiples vías para que los empleados se comuniquen con sus supervisores y gerentes, ya sea en persona a través de la implementación de una política de puertas abiertas o simplemente estando disponibles a través de correo electrónico, texto o un servicio de mensajería basado en el trabajo. Esto aumenta el compromiso y la productividad al permitir que el empleado aborde cualquiera de sus inquietudes o ideas con prontitud en lugar de dejarlas de lado o decirles que se mencionarán en una reunión en una fecha posterior.

Mantener las comunicaciones dentro de una empresa abiertas y coherentes no solo aumenta el compromiso, sino que fomenta el desarrollo de una cultura empresarial más sólida. Una sólida cultura empresarial en muchos sentidos gira en torno a una buena comunicación, y ambas sirven para aumentar el compromiso de los empleados a través de la inclusión. Los empleados que saben que pueden presentarse y comunicarse sin ningún problema tienen más probabilidades de desarrollar orgullo y un sentido de propiedad de su puesto dentro de una empresa, lo que aumenta su compromiso, satisfacción laboral y productividad general.

Fomentar el trabajo cooperativo

Si bien la comunicación abierta y mostrarle a un empleado su valor para una empresa son formas fantásticas de mantener el compromiso del personal en el trabajo, también se debe tener en cuenta que desarrollar un fuerte sentido de camaradería y comunidad en el lugar de trabajo también es la clave para una mayor participación. Los empleados pasan una gran cantidad de tiempo en el trabajo y si no sienten que pertenecen allí en un sentido social, entonces pueden recibir un gran golpe en su compromiso.

Los empleados que tienen una relación sólida con sus compañeros de trabajo tienden a ser más colaborativos, producen un mejor trabajo y es menos probable que acepten una oferta de trabajo externa. Cuando los empleados se sienten socialmente aceptados en su lugar de trabajo y se les anima a colaborar y trabajar juntos, tienen recursos fuera de Recursos Humanos para ayudarlos a manejar el estrés y pueden sentir que tienen a alguien que los respalda en el trabajo. Esto refuerza la cultura de la empresa en general y aumenta el compromiso, ya que crea un ambiente de trabajo que los empleados realmente esperan porque tienen relaciones sociales legítimas dentro de él.

Sin embargo, es importante que, si bien los empleadores alientan a su personal a cooperar y relacionarse socialmente, aún así fomentar el pensamiento independiente dentro de la dinámica de grupo. Puede ser demasiado fácil para los grupos de trabajo entrar en un ciclo de retroalimentación positiva entre sí sin dar un paso al frente y asegurarse de que se escuchen sus opiniones individuales. Las empresas exitosas pueden encontrar un equilibrio entre los esfuerzos de colaboración y los logros individuales, los cuales funcionan para evitar la desconexión de los empleados a su manera.

La desconexión de los empleados puede poner un serio freno a las empresas. Todo el arduo trabajo que hace una empresa para adquirir trabajadores talentosos se va por la ventana si esos trabajadores se desconectan y se desafectan en el trabajo. La solución es hacer del trabajo un lugar que realmente disfruten reconociendo su valor, asegurándose de que sepan que pueden comunicarse con sus supervisores y fomentando y fomentando una cultura empresarial que inspire a los empleados a desarrollar relaciones sociales.

Sobre el Autor:
Maggie Potter es una bloguera del noroeste del Pacífico. Le encanta escribir sobre una variedad de temas, desde tecnología hasta estilo de vida. Cuando no está escribiendo, puede encontrarla viajando por todas partes o leyendo un buen libro.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.